Según la Real Academia planificar es establecer un plan. Organizar conforme a un plan.

En la actualidad es cada vez más difícil concebir el desarrollo de una ciudad sin planificación y consiguiente inversión e implementación de infraestructura sustentable. Esta nueva perspectiva que se basa en la sustentabilidad tiene como esquema una pirámide donde la base son los ecosistemas, que sostienen el capital natural, social y ambiental.

La Planificación trata de utilizar de manera deliberada los instrumentos tradicionales en política económica a fin de influir para que las decisiones privadas se ajusten a los objetivos generales del desarrollo de una sociedad. Estos objetivos no pueden quedar dictados únicamente por consideraciones presentes, sino que tienen que ser resultados de un examen de los principales problemas y dificultades que vienen registrándose en el proceso histórico y de una decisión sobre objetivos y metas de largo alcance.

Por lo anterior, que Piedras Negras cuente con una institución como es el IMPLAN es una gran oportunidad, para empezar a ejecutar planes que lleven al mejor desarrollo urbano de la ciudad.

Para llevar una planificación urbana el Instituto trabaja en la recopilación de toda la información necesaria para llevar a cabo un plan estratégico para Piedras Negras, haciendo estudios de movilidad, captura de mapas bases, estudios de ciclovías, entre otros. Estos datos se capturarán en un Sistema de Información Geográfica.

Toda esta información que se realiza en una forma de inventario, como base de datos que sirve para conocer el estado actual de nuestra ciudad, un diagnóstico de los principales problemas que presenta la ciudad respecto a su desarrollo urbano, y al analizar toda esta información concluir con propuestas, planes o proyectos, ya sean estos a corto, mediano y largo plazo.

Los puntos fundamentales sobre la planificación urbana son los siguientes:

1. Conocer en profundidad cuáles son los problemas que demandan solución.

2. Tiene que existir una intención de preparar y llevar a la realidad un plan estratégico urbano que atienda a dichos problemas urbanos.

3. Cuáles son los medios de que se dispondrá para realizar una fase de diagnóstico y en qué lapso se irá dando solución a los diferentes problemas planteados.

4. La puesta en ejecución de ese planeamiento ha de ser posible y, en consecuencia, habrá de plantearse una regulación que permita ir llevándolo a la realidad en el momento y con los medios adecuados.

5. En esencia, destacar una necesidad de conocer adecuadamente la realidad urbana, de ser conscientes de todos los condicionamientos existentes y de tener siempre presente que la esencia misma del planeamiento exige pensar en una gestión que haga posible su puesta en práctica.